SimusPlayer y el regreso a un antiguo proyecto

Hace una buen tiempo he estado viendo videos de Phils Computer Lab en donde muestra distintas tarjetas de sonido antiguas, comparando como suenan los archivos MIDI en cada una de ellas, y además de esos videos ha hecho algunos experimentos interesantes como simular un módulo MIDI externo usando un tablet conectado al PC que corre los juegos. En todos sus experimentos existe un factor común, que es un reproductor MIDI para Windows que tiene una interfaz de usuario muy funcional y al mismo tiempo muy atractiva para mí, el SoundFont MIDI player.

Todo lo que viene a continuación comenzó con la pregunta «y habrá algo así para Linux«? Me puse a buscar y encontré un montón de proyectos similares abandonados y también otro gran grupo de poderosas herramientas MIDI pero más orientadas a la producción musical, por ejemplo instrumentos virtuales o secuenciadores, pero yo quería simplemente un reproductor MIDI para Linux de escritorio que tuviera un aspecto similar a SoundFont MIDI player, no tan completo como éste, pero sí con algunas características claves como visualización de las pistas, notas, listas de reproducción, selección de dispositivo y patches.

A medida que seguí dándole vueltas al tema – en la ducha como muchos saben – la idea comenzó a convertirse en algo que va mucho más allá de un MIDI Player para Linux. Ya que vamos a hacer un reproductor de música, por qué tendría que ser sólo MIDI? Si bien sobran maneras de escuchar música en formato audio «normal» como Spotify, iTunes y otros, hay una gran cantidad de material interesante que se encuentra en otros formatos, como los formatos usados por los ModTrackers (MOD, S3M, XM, etc), o los formatos para música de consolas y computadores (SID, Pokey, VGM, etc).

Vaya, que hay todo un universo más allá de la música distribuida en forma comercial.

El enfoque es similar a lo que hace RetroArch con los emuladores, el motor y el frontend es uno solo, pero lo que cambia son los reproductores, en este caso de música. En realidad, el concepto no es tan nuevo, ya lo hacía Winamp a través de sus «input plugins».

Al soportar más formatos también se puede pensar en un display diferente para cada uno de ellos, quizás no específicamente por formato, pero si por el tipo de información disponible. Por ejemplo en música de trackers hay acceso a la forma de onda, y eso se podría desplegar cuando está disponible como se puede ver en la imagen de arriba.

El MIDI Player ya no es solamente un reproductor MIDI, sino que también es un reproductor de múltiples formatos de música digital, y pese a que es algo más complejo de implementar, desde el punto de vista del usuario es algo más simple de usar porque oculta las complejidades de los distintos formatos como si fueran uno solo. El player se llama SimusPlayer o (Simple Music Player), es de código abierto y ya se encuentra en github en su fase inicial.

Si expandimos más el modelo, también podemos agregar skins, procesadores de audio y un largo etc, pero vamos con calma que hay otro aspecto interesante en este proyecto.

MusicTrans y RetroX para sistemas de escritorio

Con ese título podrían pensar que cambié radicalmente de tema, pero como verán está más relacionado de lo que pueda parecer. Cuando hice MusicTrans para Android y lo comencé a usar para mi práctica de guitarra, vi que tener una versión para escritorio (Linux/Mac/Windows) sería bastante conveniente, y como la parte principal del código estaba hecha en C y el resto era Java para Android, ya tenía al menos algo avanzado. Lo que necesitaba hacer era cambiar la parte específica de Android por algún equivalente que funcionara en los sistemas de escritorio.

Lo que hice en esa ocasión fue implementar un «mini Android» que me permitió reutilizar gran parte del código de MusicTrans para Android, y en menos de un mes la versión de MusicTrans para Escritorio ya estaba publicada, terminó siendo prácticamente igual a la de Android en cuanto a aspecto y funcionalidad, y me abrió un mercado no despreciable de nuevos usuarios amantes de MusicTrans que también lo querían en sus escritorios.

Esto tampoco era algo nuevo, de hecho resolver el problema de soportar 3 de sistemas de escritorio diferentes en forma casi nativa ya estaba resuelto por SWT del proyecto Eclipse, y es lo que usé como base para hacer este mini-Android, es una idea que ya andaba rondando hace varios años atrás cuando daba mis primeros pasos en Linux, y que finalmente pude poner en práctica y disfrutar de sus resultados.

Vi que contar con un framework que me permitiera crear aplicaciones casi nativas para Android y sistemas de escritorio usando casi el mismo código no sólo me da un gran espacio de libertad para publicar aplicaciones, sino que incluso me permite rápidamente crear aplicaciones para escritorio con las mismas habilidades que uso normalmente para Android (Java y C).

Es así como el año 2016 comencé a crear una biblioteca similar a la que usé en MusicTrans pero esta vez orientada a cualquier tipo de aplicaciones y bajo la modalidad de código abierto. Bajo el nombre de FTS lo publiqué en GitHub y senté las bases de lo que sería un gran framework para mí, pero por motivos que ya no logro recordar el proyecto quedo congelado en el tiempo y sólo alcancé a hacer una aplicación de prueba que abre una ventana y nada más.

FTS es agnóstico respecto a el mecanismo de despliegue, FTS sabe qué es un cuadro de texto (TextBox) pero no sabe cómo se dibuja, sabe lo que significa que un objeto gráfico se dibuje al lado de otro, pero no sabe cómo traducir eso en la pantalla. Esto nuevamente no es nuevo, pero es una idea muy flexible: Existe un «driver» para FTS que es el que sabe cómo traducir estas intenciones en algo concreto. En el 2016 sólo hice pruebas con un solo driver, y es un driver que utiliza SWT para dibujar en pantalla, que es lo que tenía a mano en su momento y me sirvió para probar los conceptos fundamentales. El problema es que para Android no puedo usar SWT, y por ahora ese driver no continuará en desarrollo, por lo que tuve que buscar un driver que fuera común denominador entre Android y los sistemas de escritorio, y ese driver es basado en OpenGL ES.

Nuevamente, no es primera vez que planteaba algo similar. Cuando estuve haciendo RetroX para que corriera en forma nativa en Raspberry Pi sin utilizar X.org sino que dibujando directo en el framebuffer, hice un framework llamado SGL (Simple Graphics Library) que esta basado en OpenGL y que me permitió desarrollar en mi escritorio Linux con X.org y ejecutar en Raspberry Pi via framebuffer. SGL fue específico para RetroX y quedó congelado una vez que abandoné la versión de RetroX para Linux/Raspberry Pi, para enfocarme sólo en Android.

Finalmente, todo este código converge y como muchas veces he dicho, no hay que tener miedo de escribir código ni de «perderlo» porque siempre de alguna u otra forma ese aprendizaje o incluso el mismo código servirá. Es así como por ejemplo las mejoras que he hecho a la versión de RetroArch que incluye RetroX usan los conocimientos que adquirí desarrollando SGL, y ese mismo conocimiento ahora se integra a FTS.

Entonces, para resumir, FTS (2016) ha sido descongelado y usará un driver basado en OpenGL ES rescatando parte del código de SGL (2014), y será la base de RetroX para sistemas de escritorio (2020)

Y qué tiene que ver todo esto con el SimusPlayer? Pues SimusPlayer será el conejillo de indias que me permitirá poner a prueba FTS con algo mucho más pequeño y menos riesgoso que hacerlo con RetroX, y de paso me permitirá hacer que el SimusPlayer para Linux también pueda correr en Mac, Windows, Android y .. Android TV!

Y aquí la cosa se pone wena wena.

Más que un simple reproductor de música

Bajo la premisa de hacer un reproductor simple, al agregar Android TV algo que es tan natural en sistemas de escritorio como lo es abrir un archivo, se puede volver muy complicado para un usuario en una aplicación que corre en un televisor o incluso en un móvil. Esto que parece una dificultad es en realidad una oportunidad: Ya que los archivos de música en estos formatos son pequeños, y existen grandes bibliotecas con miles de archivos ya clasificados, por qué no hacer que el mismo reproductor permita buscar y descargar estas canciones!! Por enésima vez, la idea no es nueva y esta aplicación sería como «un Spotify para MIDI/XM/S3M/MOD, etc». Como se trata de una aplicación muy de nicho y los archivos son bastante pequeños, el costo de transferencia de datos desde un repositorio propio no debería ser un problema, para la infraestructura que ya tengo andando con RetroX sería sólo un costo marginal.

Como en otros proyectos, inicialmente esto sería sólo para mi uso personal, la diversión está en construirlo y luego disfrutar lo construido, pero aún podemos ir más allá!

SimusPlayer module

Hace unos días conversaba con mi amigo Cristian Astudillo (Atariado) por la compra/venta de los parlantes que él fabrica como AsDub y en el conjunto me ofreció un amplificador Pioneer que es parte de su equipo modular. El módulo es bien bonito y me quedé pensando en cómo extenderlo un poco para que no se viera tan solo, y me acordé que tenía un módulo Sony reproductor de CD por ahí sin usar, sería la compañía perfecta.

Pero luego pensé, y…. por qué no convertir SimusPlayer en un módulo de más? Si la aplicación ya está orientada a ser usada en un Android TV, todas las características de «uso doméstico» la dejan lista para ser integrada en un módulo, o sea, convertir SimusPlayer en un hardware modular.

Otra vez, esto no es nuevo! Roland y otros fabricantes construyeron módulos MIDI que permiten reproducir sonidos y música en formato MIDI de forma independeinte, la idea sería similar pero cubriendo mucho más que sólo MIDI. Roland es una gran inspiración en cuanto a diseño y en cuanto a cómo debería funcionar un equipo de estas características, se podría hacer con una pantalla LED/LCD, una Raspberry Pi, y mucha ayuda de otros amigos expertos en hardware como Atariado y Gastón Centeno (Tongas).

En mi imaginación, veo un display themeable, idealmente un boot corto para que el equipo quede operativo en pocos segundos, control remoto via bluetooth y también control remoto via una simple app para Android. Las posibilidades de entretención construyendo este proyecto son infinitas, y quién sabe, quizás se podría convertir en un aparato interesante para otros que disfrutan de este tipo de música.

Finalmente, esta idea tampoco es nueva! A fines de los años ’90 con mi amigo Max Celedón queríamos hacer un proyecto de este tipo y se llamaba Multi-Audio, la idea era tener un equipo independiente que pudiera reproducir archivos MP3, MOD, MIDI, etc. En ese tiempo al menos MP3 necesitaba un equipo poderoso y la única opción era usar un PC, jamás había usado Linux y la única opción factible era modificar la BIOS para simplificar el proceso de boot y hacer unos simples drivers de DOS para manejar la tarjeta de sonido. Al final abandonamos el proyecto porque sospechábamos que en cualquier momento algún fabricante grande lo haría, cosa que jamás ocurrió, sólo agregaron MP3 muchos años después y los otros formatos de música pasaron al olvido.

Los conceptos de Multi-Audio después fueron aplicados a las primeras aplicaciones para televisión que hice, en donde se combinaban múltiples formato de video en vez de sólo audio, y posteriormente el mismo concepto se aplicó para Multi-Emuladores, lo que hoy se conoce como RetroX. Hacer este nuevo proyecto es darse la vuelta completa a los inicios de todo, con la ventaja de que ahora la tecnología disponible lo permite hacer. Tecnología al alcance de todos como es Linux, Raspberry Pi, servicios en la nube, impresoras 3D, componentes electrónicos económicos, cortadoras laser, etc, permiten jugar a ser inventor y disfrutar del proceso. Vamos a ver como resulta todo esto!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.