El polémico Acuerdo Marco entre Microsoft y el Gobierno de Chile

Hace un par de dias se produjo una gran revuelta cuando se dio a conocer el Acuerdo Marco de Colaboración Microsoft – Gobierno de Chile. Hubo mucho ruido, bombas lacrimógenas y barricadas virtuales, creo que muchos reaccionaron con la cabeza caliente, sobre todo en FayerWayer, uno de los blogs de tecnología mas influyentes, pero no siempre el más preciso.

No quise escribir nada sin tener más o menos claro de que se trataba todo este asunto, y confieso que aun no lo tengo completamente claro, pero al menos ya no siento el disgusto y decepción inicial.

Como bien dice JCI, un Acuerdo Marco no es un contrato, a pesar de que esta escrito como tal. Un Acuerdo Marco es una iniciativa en donde se declaran intenciones que pueden dar origen posteriormente a acciones reales, es decir, son sólo palabras y no hechos. No es la primera vez que Microsoft tiene acuerdos con el Gobierno, ni tampoco son los únicos, hace unos años atrás por ejemplo RedHat también hizo un acuerdo con el Gobierno. Creo que los aspectos que hacen la diferencia son el «amor» que tienen hacia Microsoft la gente que sabe de tecnología (o cree saberlo), y el momento en que este acuerdo se produce. Hemos visto como últimamente en varios países se ha tratado de impulsar la llamada «neutralidad tecnológica» a través de uso de estándares que permitan acceder a la información en forma independiente de implementaciones particulares (ver caso ODF vs OpenXML) y como Microsoft ha luchado por no perder su dominio, lo que se conoce como «vendor lock-in», es decir, amarrado a un proveedor, en este caso Microsoft. Es sabido que una de las estrategias de Microsoft para extenderse y prevalecer es que cada vez que pueden te hacen depender de su tecnología, o como dicen : «hacer que nos necesiten».

Pero si uno lee el acuerdo, no hay indicaciones acerca de definiciones de protocolos, estándares o formatos de documento a utilizar. Lo que se lee en el acuerdo es la intención de Microsoft de ayudar al gobierno a inyectar mas tecnología en el ámbito público y por otra parte la intención del Gobierno de aceptar esta ayuda de Microsoft, las deducciones maquiavélicas que se puedan hacer del texto son sólamente suposiciones de cosas en que nadie tiene certeza, muchas de ellas escritas detrás de las trincheras haciendo que la comunidad simpatizante el software libre nos veamos como extremistas (zealots). De todo lo que he leido, el articulo que me parece más decente es el de JCI : Stop being a fanboy! (o deja de ser un fan, en castellano), y se acerca bastante a mi opinión sobre el asunto, si es que se llega a concretar.

Pensemos un poco mas, se puede llevar a cabo algo similar a lo que aparece en el Acuerdo usando tecnologías no-Microsoft? Hay alguna empresa en Chile que pueda asumir el mismo desafió? Personalmente creo que no. En Chile recién se están estableciendo empresas que puedan satisfacer la demanda de servicios básicos de soporte de plataformas libres, se sabe también que falta mano de obra realmente capacitada en Linux y su ecosistema, muchos de ellos aun son estudiantes y llegará el momento en que se alcance la masa critica en el mercado laboral, pero sinceramente creo que aun no estamos ahí.

Juego de disfraces

Lo que si me tiene molesto aun, es como algunas organizaciones actúan como disfraces de «poderes ocultos». La semana pasada se publicó un Proyecto de Acuerdo de la cámara de diputados en donde se pide al Ejecutivo la «implementación del sistema de software libre». El texto es bastante inocente y se nota que no se conoce realmente del tema, ademas que se trata solo de un Proyecto de Acuerdo, a diferencia del Acuerdo de Microsoft que es un acuerdo ya firmado por el Ministerio de Economía.

Inmediatamente aparecieron notas de prensa en donde se ponia el grito en el cielo por este Proyecto de Acuerdo, que es insignificante al lado del Acuerdo de Microsoft, sin embargo cuando se publica el Acuerdo de Microsoft, se quedan calladitos y no dicen ni pio.

Es más. Uno que frecuentemente lee artículos extranjeros cuando se han realizado iniciativas pro-software libre y aparece Microsoft defendiendo su «vendor lock-in», reconoce inmediatamente en la redacción el torcido uso de términos como la Propiedad Intelectual y el fantasma de la destrucción de la economía tal y como la conocemos.

Vean ustedes mismos las semejanzas entre esta nota publicada en Venezuela, y esta nota publicada en Chile.

He recuperado mi vida!!

Esta semana fue mi primera semana de vuelta a trabajar en Viña. Estuve casi 8 meses trabajando en Santiago, viajaba todos los días, y estuve prácticamente desconectado del mundo. Mi participación habitual en distintas «comunidades» se redujo prácticamente a cero. Se me echó a perder el notebook y el pc de la casa, solamente tenía un computador para usar, y ese era el de mi trabajo. Por restricciones del cliente, sólo podía usar Windows XP y no podía instalar ni modificar nada de su configuración, ni siquiera el fondo de pantalla, nada!. El proyecto fue una muy buena experiencia si le quitamos los viajes y la «esclavitud tecnológica». Estuve unos 2 o 3 meses así hasta que reviví el pc de la casa y pude volver a disfrutar del software libre, algo es algo.

En Santiago están todos locos, sumenle a eso el efecto Transantiago que ha hecho que el metro sea un desastre en las horas punta. Si por algún motivo dejara de trabajar en TUXPAN, seguramente buscaría «cualquier cosa», menos irme a Santiago. No se por qué allá muchos tienen la idea de que todo debe ser hecho rápido, en el «menor tiempo posible».. en menos días, pero esto en realidad es «en mas horas por día», así que el tiempo es el mismo pero tus horas libres se reducen. Es una estupidez! Conocí algunos casos en donde los plazos los fijaba alguien que no tenia mucha idea del esfuerzo necesario y había que cumplirlos como fuera, y la gente tomaba como algo normal trabajar hasta tarde o incluso un fin de semana. Ridículo.

En todo caso nunca me metí en ese ritmo, y además tuvimos un muy bien cliente con quien pudimos trabajar en tiempos sensatos y siempre buscando caminos de solución que contemplaran el bien de todos. Podría decir que es uno de los mejores clientes con quien he trabajado. Encantado de trabajar con ellos.

Los viajes consumían unas 4 horas diarias, para que fueran mas soportables me compré un iPod y tenía una sesión diaria de diferentes podcasts, principalmente Slashdot Review, News.com Tech Podcast, Inside Home Recording y Novell Open Audio, además de una «banda sonora» que me hizo abrir un poco mis escasos gustos musicales, en modo aleatorio me movía entre Richie Kotzen, Maaya Sakamoto, Symphony X, Transatlantic y también de un músico cristiano que se llama Pablo Sierra («Tu eres lo mejor» : buen tema!)

La música permitió mi supervivencia en esta dura forma de vida. Me levantaba super temprano (aunque no tanto), llegaba tarde en la noche a ver noticias, tocar un poco de guitarra y dormir, para volver a levatarme al dia siguiente a hacerlo tooodo de nuevo. El dia viernes creía que todo había terminado pero nooooo.. el sábado a hacer clases en la mañana. El sábado en la tarde tenia oportunidad de hacer algo para mi, el domingo familiar y el lunes vuelta a la rutina.

Bueno… esos días ya terminaron!

El lunes volví a Viña y cambió mi vida. Como decía un compañero, me levanto una hora mas tarde y llego una hora mas temprano. El viaje a la oficina me toma un poco mas del tiempo que me tomaba ir a tomar el bus. A las 18:30 ya estoy en mi casa y tengo tiempo suficiente para mi y para mi familia. Es OTRA vida. Así que ahora podre retomar mis actividades relacionadas con Linux, música, etc.

Con eso ya era suficiente para tener un gran cambio en mi calidad de vida, pero nooo… me esperaban otras sorpresas! En el trabajo me dijeron : elije un notebook y te lo compramos, además me subieron significativamente el sueldo… y hoy me voy de vacaciones por UN MES! No tengo palabras para expresar mi alegría.

Por cierto, ya me llegó el notebook, como pueden ver en la foto, windows vista duró menos que un candy! Ya vendrá otro articulo con un review de este bicho.

El notebook
HP dv2222 la

Transantiago : Distintas visiones

Desde hace unos meses he estado trabajando en Santiago, justo me toco vivir el cambio del sistema de transporte tradicional al Transantiago. Me queda claro que hay distintas realidades, y que «el cuarto poder» muestra aquella que más le conviene, y se aprovecha del sistema como un buitre.

A mi me ha tocado experimentar el lado feliz del nuevo sistema. En la calle por donde transito todos los días ahora no pasan buses y fueron suprimidos los paraderos. Antes no se podía conversar sin gritar, y habían sectores con tanta gente que uno no podía pasar sin pensar en los infaltables lanzas. Hoy solo fluyen autos y el nivel de ruido bajó considerablemente. Y cuando digo fluyen quiero decir que la calle que es de 4 pistas esta casi siempre vacía. Antes teníamos que cerrar las ventanas para trabajar, hoy escuchamos hasta los ruidos que vienen de la plaza que está al otro lado de la calle. Si hasta se pueden sentir las pisadas de los tacos de las mujeres al caminar.

La realidad de una gran cantidad de personas es mucho mas dura, pero no hay quedarse con el matiz que lo muestra la prensa. Hoy mi amigo Josefo publicó su experiencia con Transantiago, con un excelente título : Transantiago : De defensor incondicional a ‘Usuario afectado’. De todo lo que he leído y escuchado, es el mas cercano a mi propia visión, pero escrito con maestria.

Actualizacion: Les recomiendo leer el analisis de JCI respecto al Transantiago, como parte de los Friday Rants